Bienvenidos a esta nueva sección. Un espacio que desde esta Redacción y con la implicación directa de la directora de INESE, Susana Pérez, ve la luz en nuestro empeño por dar más voz a una realidad que se hace cada vez más necesaria, la diversidad. En este espacio la mujer tendrá un protagonismo especial, pero no será la única, al menos eso esperamos. Nos encantaría que para leerla buscaran un momento, se sentaran con un café e hicieran como si estuvieran con nosotros sentados a la mesa. Un Brunch no es ni un desayuno, ni un almuerzo, no es dulce, ni salado: lo es todo. Para nosotros será un oasis donde hablar sin barreras encorsetadas, donde el techo de cristal no existe, donde queremos crear conciencia y mostrar la realidad tal y como es. Sin edulcorante y sin dietas, o eso pretendemos.

Para llegar a la cima lo mejor es conocer una compañía desde sus raíces, recorrer su tronco, subir por sus ramas hasta alcanzar la copa. Aunque se explica mejor usando las palabras de nuestra entrevistada: “Ponerme al mando de la compañía ha sido un reto, pero también ha sido una transición relativamente fácil. Yo empecé en VERTI cuando era una hoja en blanco”, detalla Irene García, máxima ejecutiva de la aseguradora. Lo que se dice ser una ‘vertiniana de pura sangre’ ya que “siempre he sido una enamorada de mi trabajo”, afirma.

Una transición sencilla, ¿por qué no serlo? Sin duda, era la persona más cualificada: “Yo vine para formar parte del primer equipo de dirección, trabajamos 10 meses y durante ese periodo se creó VERTI. Desde la personalización de la tecnología, los procesos, tarifas, productos, personal,... lo he vivido desde su inicio, conozco a los empleados, conozco todas las decisiones que se han tomado, por lo que ha sido en este aspecto relativamente sencillo”, reconoce García.

No obstante, el rol cambia, es evidente. Por ello, remarca que “no deja de ser un reto. Era especialista en el área y ahora he adquirido la responsabilidad de la compañía completa, es decir la gestión, pero tengo un equipo fantástico al que conozco muy bien, muchos los he contratado yo y eso facilita enormemente el trabajo”.
¿Cómo es VERTI, preséntanoslo? “En el BackOffice somos unos 80 empleados porque las áreas de soporte nos la da .

MAPFRE. VERTI tiene todo lo que es propio del negocio digital, luego estaría lo relacionado con soporte, como jurídico, recursos humanos o el departamento financiero, nos lo da el grupo…”. “Ahora estamos en proceso de renovación de nuestras oficinas, ubicadas en la calle del Doctor Esquerdo, en Madrid, son muy coloridas, con el naranja que nos distingue, más modernas”, remarca.

SE BUSCA TALENTO NUEVO Y LA MUJER GANA TERRENO

Cuando le preguntamos si ser mujer le ha condicionado en algún momento de su carrera, reconoce que no. En su caso, ha sido “gracias a mi historial. Me fui a Inglaterra a hacer un máster, empecé a trabajar en DIRECT LINE, donde hace 20 años en Inglaterra el mercado directo ya era muy maduro. Era la compañía con la cuota más grande del mercado inglés de seguro directo. Todo esto es aplicable a VERTI, por ello, ha sido fundamental mi experiencia y conocer las áreas. Es lo que me ha posicionado en mi puesto”.

Y es que la experiencia en el extranjero ha sido fundamental, nos revela, también para conocer muchas diferencias ya que “Inglaterra es un mercado muy rotativo, las empresas apuestan mucho por el talento, la formación, por retener el mercado. De hecho, aquí me sorprende que haya tan poca rotación. Allí tienes que cuidar mucho a los empleados para que no se vayan a otra compañía”.

Al seguro, como muchos mercados, aún le falta incorporar talento femenino en puestos directivos, ¿cómo lograrlo? “La industria aseguradora ha sido bastante sobria, cuando piensas en seguros piensas en solvencia, en gestión de riesgo, en función actuarial, tramitación, peritos,… Esto lo tienes que tener sí o sí, es un basic en el seguro. Pero ahora también compites, aquí entra en juego otros perfiles. Hay que hablar de marketing digital, de experiencia de usuario, del customer journey, de machine learning,... son nuevos perfiles, mucho más jóvenes y donde la mujer tiene mucha presencia. Por la inercia misma de la industria y el desarrollo que vivimos, estamos en un periodo de transición en el que hay otro tipo de perfil y la mujer tiene un papel fundamental”.

CULTURA DEL DATO

“Tengo una obsesión compulsiva por los datos y quiero implantar una cultura del dato en la compañía”, revela García sobre algunas de las directrices que quiere desarrollar. “Aunque ya había esta cultura, queremos desarrollarla más, con el Big Data y el Data Science”. “Creo en la democratización del dato. Que todo el mundo tenga acceso rápido y ágil a los datos. Es fundamental que cuando vienen a mí con una idea o un proyecto vengan con el dato”.

Sobre la revolución tecnológica, asegura que se trata de “una evolución continua, estás pendiente no solo de tus competidores sino de qué se mueve en el sector”. “El cliente de hoy, agrega, es más impaciente y espera del Seguro la misma experiencia y respuesta que de otros sectores”.

UN LABORATORIO DE IDEAS

¿Cuál es la lista de prioridades que tiene sobre la mesa? “El plan es mantener rentabilidades, seguir teniendo un crecimiento rentable; tenemos mucho que hacer, como trabajar la notoriedad de la marca”. El objetivo, reconoce “es seguir creciendo con números negros, digitalizando los procesos, desarrollando los productos, optimizando y adquiriendo clientes de forma rentable”.

Explica que VERTI siempre ha sido la aseguradora digital del grupo. “El cliente que viene a nosotros casi siempre ha tenido una experiencia en seguros directo, estamos para pelearnos en el ‘ring’ con las aseguradoras de directo. Y, por otro lado, somos el laboratorio de ideas de MAPFRE, es más fácil probar una idea en VERTI y luego extrapolarla al resto del grupo”. “A nosotros -añade- nos gusta eso de equivocarnos rápido, sencillo y barato”. Y por eso, detalla, “la repercusión en el caso de error es más pequeña y si funciona es escalable”.

Otro paso es renovar su imagen: “Hemos cambiado de partner digital y hemos retocado la imagen de marca, apostamos más por el marketing digital”, detalla. “Creemos que ya es una marca consolidada, no es un niño y por eso le hemos dado una imagen más solvente. Por ejemplo, en la página web, con un pequeño rediseño. Estamos alcanzando una juventud más serena”.