Exministra de Empleo y Seguridad Social

 

fátima bÁñez

 

«Hay que lograr un gran pacto nacional por la conciliación»

 

 

“La obligación de tener que parar nos ha enseñado la importancia de lo verdadero, a humanizar la vida”, valoró Fátima Báñez, exministra de Empleo y Seguridad Social, sobre las lecciones aprendidas frente al Covid-19. Fue en el estreno de EWI Talks, en el que destacó que en este aprendizaje las empresas han empezado a hacer cosas diferentes. “Han acelerado en muchos procesos en los que aún estábamos aprendiendo”, reconoció la jurista y empresaria durante un distendido diálogo con Susana Pérez, directora de Inese y fundadora de #RedEWI.

Durante una hora de charla, la exministra evaluó el momento actual, destacando como una única receta para salir de una posible crisis la creación de empleo. “Sin duda, estamos frente a un cambio de tendencias con una clara relocalización de los procesos productivos. Diversificaremos la producción, con el acento en el producto nacional y más en el ámbito farmacéutico y sanitario. Además, están ya sobre la mesa transformaciones de la mano de la digitalización, la importancia de la tecnología, la robotización y la preocupación por la salud y el medio ambiente”, resumió,

LAS EMPRESAS SE REINVENTAN

Báñez lleva algo más de dos meses gestionando el proyecto ‘Empresas que ayudan’, del patronato de Fundación CEOE, un proyecto con el que “hemos intentado conectar la necesidad con las aportaciones de las empresas”. Durante este tiempo, reconoce, “ha sido un orgullo ver cómo las empresas se han reinventado para dar aquello que necesita la sociedad española”. Este proyecto, remarcó, «ha demostrado que todo el tejido español se ha tenido que reinventar y dar soluciones ante esta crisis. Todo el mundo ha querido sumar”.

Ante esa solidaridad, que para Báñez siempre ha tenido las empresas porque “son las generadoras del empleo, las que dan dignidad y libertad a la sociedad”, propuso mantener ese “proceso hacia la activación de la economía, con flexibilidad y sentido común; darles a las empresas planificación con carácter general hasta diciembre y que tengan flexibilidad para que pierdan el miedo e impulsen la economía”.

“Hay que darles a las empresas planificación con carácter general hasta diciembre y que tengan flexibilidad, para que pierdan el miedo e impulsen la economía”

 

Recordó que las “crisis no se financian con impuestos, sino con deuda; es el momento de invertir recursos públicos. Europa da una respuesta unida y debemos ser muy dirigentes en esos recursos públicos, para seguir creando empleo”.

No obstante, para Báñez hay dos cosas que se deben hacer para lograr una igualdad real: “Un gran pacto nacional por la conciliación, que debe nacer del diálogo social y de sector a sector. Y en segundo lugar, que asumamos que la maternidad es lo que le quita muchos avances a la mujer en la trayectoria laboral”.

IGUALDAD = TRABAJO POR OBJETIVOS

En este aspecto señaló dos temas concretos: “Si queremos potenciar y reducir las brechas tenemos que tomarnos en serio el tema de la maternidad. Es responsabilidad de todos.

Además, si hablamos de la brecha salarial, nadie debería cobrar diferente por el mismo trabajo; la diferencia, en cómo sumamos al salario base los complementos. Los convenios colectivos y los complementos salariales normalmente puntúan más por presencia que el trabajo por objetivos. Lo que da igualdad es el trabajo por objetivos. A nivel de interlocutores sociales, tenemos que hacer todos que los complementos salariales sean más competitivos».

Por último, en cuanto al teletrabajo comentó: “Es una herramienta para lograr la conciliación. Se ha anunciado una nueva regulación. Creo que hay que regular el derecho a la desconexión; que la gente pueda descontar y no invadir la vida personal. Pero que hay que hacerlo de la manera más general posible. La hiperregulación no es buena; hay que dejarla en manos del diálogo social”. I

 


CLAVES

1- EL LÍDER DEL FUTURO
“En ese futuro, el líder toma la relevancia. Un líder que debe dar importancia a cuidar el talento, la formación de los trabajadores y adaptarse a los cambios tecnológicos. Un gran líder de hoy debe seguir los ODS. Priorizar a las personas, respeto por la sostenibilidad”.

2- INVERTIR EN EMPRESAS Y PERSONAS
«Hasta que llegó el Covid-19, España crecía y creaba empleo. Debemos reaccionar rápido y tomar decisiones oportunas. Hemos dado dos pasos; uno, la liquidez para las empresas con la línea de ICO (sin empresas no hay empleo) y los ERTE. Estos, para mí, son una inversión en las personas. Sino invertimos en los ERTE habremos tirado los recursos públicos y a las personas que tienen mucho que aportar a la recuperación de sus empresas. Se necesita de esa ayuda para activar los sectores más castigados como el turismo, trasporte o comercio».

3- 50% CORRESPONSABLES
“En mi casa conciliamos en equipo. Cuando he tenido más intensidad de trabajo, mi marido ha echado más horas y al revés. La corresponsabilidad es al 50%. Sino te pierdes una parte de un vida personal que no vuelve. Cada persona tiene derecho a vivir su vida y su carrera profesional. Por ello, es fundamental la libertad y la corresponsabilidad. Lo que parece imposible, se puede con el trabajo a diario. En esa competitividad gana importancia que contemos con todo el talento. Es capital para que seamos un país competitivo en el futuro”.