En expansión

 

GSF Bróker está inmerso en un plan de negocio a 5 años con el que busca crecer significativamente. A finales de 2019, la correduría toledana finalizó la absorción de una correduría de la zona, lo que hizo crecer su equipo, uno de los motivos de su traslado a las nuevas oficinas que hoy albergan. Su actual proyecto de expansión busca, por un lado, aumentar la presencia en todas las capitales de provincia de Castilla-La Mancha; por otro, la adquisición de alguna correduría en Madrid para potenciar su centro de trabajo en la capital.

 

GSF Bróker está en evolución constante, con muchos cambios a medio plazo. Su plan estratégico no solo se enfoca al tamaño de cartera, si no al tipo de negocio, “donde buscamos posicionarnos de manera más importante en el espacio de broker especialistas”, según reconocen sus responsables. Esto requiere un proyecto de expansión que le llevará a estar presentes “de forma presencial en todas las capitales de provincia de Castilla La Mancha, donde somos más fuertes, y potenciar nuestro centro de trabajo de Madrid”, señalan. De hecho, están buscando adquirir alguna correduria que les permita coger más músculo en la capital de España.

EL CLIENTE, PIEDRA ANGULAR

Con una cultura de servicio por encima de todo, en GSF todo gira alrededor del cliente: “la piedra angular de nuestra actividad”, afirman, y como indica su lema ‘Más que seguros’. También es importante su personal: su mejor activo. Prueba de ello es que acaban de cumplir 20 años sin apenas rotación.

Las nuevas oficinas de la correduría se ubican en la Avda.. Madrid, 14, en Toledo; suman 400 m2 en la Planta Baja y 220 m2 en la Planta -1. Cuentan con un total de 7 espacios. “Estrenamos oficinas hace menos de un año, debido a que, en las antiguas, ya no podíamos dar cabida a todos los departamentos”, comentan. En la Planta Baja se habilita la oficina planta calle, que cuenta con grandes espacios diáfanos y grandes cristaleras con mucha luz natural, gracias a los más de 30 metros de escaparates”, subrayan.

 

Los espacios se distribuyen en una sala central muy amplia, donde se sitúa el mostrador de entrada, y 9 puestos de trabajo con los departamentos de atención al cliente, siniestros, administración y técnico; 3 despachos de cristal (peceras) “donde está la gerencia, el responsable de oficina y uno polivalente que se utiliza si hace falta por quien lo necesite”; una sala de reuniones con capacidad para 10 personas, que utiliza habitualmente el equipo, y que está dotada con una Smart board de última generación de 65”, para realizar presentaciones. Y una sala de formación con otra Smart Board y capacidad para 25 personas. “Consideramos que hemos creado un espacio a nuestra medida, pero sobre todo destacan nuestras zonas comunes, como la sala de formación, el office o la sala de videoconferencia”, se resalta.

Con la Covid-19 recuerdan que lo trascendental es “que prime la seguridad de nuestra gente”. La plantilla trabaja actualmente de manera presencial, tras pasar las analíticas pertinentes y disponer en la oficina de kit de gel, mascarilla FPP2, bactericida y pantallas de policarbonato para evitar contagios. El uso de mascarillas es obligatorio en todas las instalaciones en todo momento y se han incrementado los días de limpieza en semana. I